Después de unas horas…. Un gran recompensa.

En Esquipulas casi todos los fines de semana suele suceder un acontecimiento del cual quizá algunos se han percatado otros no. Para los más escépticos quizá piensen que es una pérdida de tiempo; pero no es pérdida de tiempo para los miles de peregrinos que durante el fin de semana deciden emprender su visita al Santo Cristo de Esquipulas y hacer por varias horas la fila para poder venerar a la milagrosa imagen.

Peregrinos de distintas partes del mundo han podido vivenciar de distintas formas los milagros que el Cristo Crucificado de Esquipulas ha hecho por más de 400 años. Y que sin duda alguna todo católico que ha visitado este lugar ha sido bendecida bajo la advocación del Santo Cristo de Esquipulas. Sin duda alguna todos los peregrinos que a diario visitan al Cristo de Esquipulas encuentran en Él, el consuelo a sus penas que a diario enfrentamos los guatemaltecos y es acá en esta actitud de veneración y redención que cobran vigencia con mayor fuerza las palabras de sus santidad Benedicto XVI al recordarnos “Jesús sufre y muere por amor” y Él “da un sentido a nuestro sufrimiento, un sentido que muchos hombres y mujeres de todas las épocas han comprendido y hecho propio, experimentando la serenidad profunda incluso en la dureza de las pruebas físicas y morales”.

Cristo Crucificado de Esquipulas

Es muestra de una profunda fe el poder ver a Jesucristo Crucificado en el madero con las brazos extendido en señal de un profundo amor hacia sus hijos y que a su vez no invita a seguir adelante en medio de las tribulaciones que a diario experimentamos, y no olvidar que es Él quien da sentido a nuestras vidas y que todo nuestro ser debería girar en torno a su presencia incluso para aquellos que dicen no creer en Dios, porque ante mentalidades de esa índole quizá sea oportuno recordar las palabras de José Mardones (1999)

“Nuestra atmósfera cultural está tan imbuida de la racionalidad que sigue el modelo de la cientificidad, que normalmente arroja fuera de la razón todo aquello que no se puede pensar en el horizonte de compresión del objeto controlado empíricamente y expresable lógicamente. ¿Cuál es el lugar de cosas no sensibles que no es posible presentar y de las que sólo podemos referirnos a su sentido? ¿Qué hacemos con aquellos referentes que no podemos definir de una manera clara y concreta y que, sin embargo, son importantes, al parecer, para la vida de los individuos y la colectividad, como el amor, la felicidad, la belleza, el sentido y casi todos los referidos al ámbito de lo sagrado y la trascendencia?” Para todo nosotros los cristianos católicos esto que escapa a nuestra racionalidad es Dios, y es Él quien por más de cuatrocientos años bajo la advocación del Santo Cristo de Esquipulas nos ha brindado la oportunidad de darle sentido a nuestras vidas y ser como niños que confiamos en su infinito amor.

Feliz retorno e inicio de semana a todos los peregrinos y que puedan ir a compartir esa fe y alegría que a los pies del Santo Cristo de Esquipulas han vivenciado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: